botiquin de primeros auxilios

Empezamos el cole y renovamos nuestro botiquín de primeros auxilios

La vuelta al cole marca el inicio del calendario escolar para las familias, que a veces tiene incluso más importancia que el calendario del año natural.

 

Con la vuelta al cole y después de la relajación que nos aportan las vacaciones de verano, solemos aprovechar para poner a punto aspectos relacionados con la salud: revisiones, visitas con especialistas, medicaciones.

 

El reinicio de las rutinas también conlleva que sean más frecuentes los accidentes domésticos y relacionados con el colegio, las actividades extraescolares y los deportes en los fines de semana.

 

Es recomendable tener nuestro botiquín de primeros auxilios al día puesto que… ¡No sabemos en qué momento vamos a necesitarlo! Los medicamentos no deberían almacenarse si no se utilizan y siempre debemos tener en cuenta la fecha de caducidad, y no consumirlos si están caducados y sin la correspondiente prescripción médica. Los medicamentos caducados o que ya no necesitamos (por ejemplo, al acabar un tratamiento) deben reciclarse de forma adecuada, depositándolos en el punto SIGRE de la farmacia.

 

Como nunca sabemos cuándo lo vamos a necesitar, es importante que el botiquín casero esté siempre listo. Además de algunos medicamentos, resulta imprescindible tener material para cuidar una herida, como por ejemplo Cristalmina. Tanto las actividades domésticas (como en la cocina) o las realizadas al aire libre conllevan la posibilidad de pequeños accidentes como rasguños, arañazos, quemaduras, cortes, o heridas en general. El formato pequeño de Cristalmina (25 ml) es el ideal para poder transportarla fuera de casa.

 

Para curar heridas, además de un antiséptico vamos a necesitar gasas estériles. Cristalmina, cuyo principio activo es la clorhexidina, es el antiséptico de elección entre todos los que existen en el mercado por sus características de espectro antimicrobiano, su rapidez de acción y el hecho de que no pica ni mancha. Los antisépticos, al igual que otros productos que compramos en la farmacia, deben conservarse en condiciones adecuadas, y no deben utilizarse si tenemos dudas sobre su conservación o su caducidad.

COMPARTE
SEGUIR LEYENDO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>