curar quemaduras con antiséptico

Accidentes domésticos: “¡Cuidado, que quema!”

En todos los hogares nos encontramos con fuentes de calor que pueden provocar una quemadura: ya sea mientras estamos cocinando, planchando o en el caso de los niños, ¡como resultado de alguna travesura! Si finalmente una quemadura se produce, toma nota de los consejos que te damos.

¿Cuáles son las zonas de la casa con mayor riesgo? La cocina y el baño son los lugares de la casa donde suelen ocurrir estos accidentes y en los que debemos tener una mayor precaución.

En casa, una de las quemaduras más habituales en el domicilio se produce debido al agua o a los líquidos calientes. La quemadura producida por un líquido caliente se conoce como escaldadura. Las escaldaduras son con diferencia las quemaduras más frecuentes en los bebés y en los niños más pequeños, especialmente menores de 5 años, bien por el agua caliente de la bañera o porque con sus manitas tiran de recipientes donde hay líquidos calientes como el café, la leche o la sopa ¡Hay que tener mil ojos!

Las quemaduras dentro de la boca también son posibles al intentar tragar alimentos líquidos demasiado calientes, algo un poco molesto. Es típico que los líquidos calentados en el microondas, como por ejemplo el agua para preparar el biberón o las infusiones, en los que el calor no se reparte de forma uniforme.

¿Qué debo hacer si se ha producido una quemadura?

Paso 1: Intentar que la zona de la piel que se ha quemado sea la mínima posible. Para ello pondremos la parte lesionada en contacto con el agua fría durante 10-15 minutos. La mejor fórmula es sumergir la zona afectada o aplicar paños húmedos. Este gesto aparte de enfriar la piel y disminuir la lesión, minimiza la sensación de dolor. Alivia, y mucho.

Paso 2: Posteriormente, lavaremos la zona con agua y jabón y la secaremos con una gasa estéril. Tras el lavado, utilizaremos la Cristalmina (clorhexidina) como antiséptico y volveremos a cubrir la quemadura con una gasa estéril que evite la infección. La Cristalmina no va a curar la herida, pero sí va a evitar la infección de la piel, que ha perdido parte de su capa y por lo tanto está vulnerable debido a la quemadura. La recomendación es aplicar la Cristalmina 1 o 2 veces al día.

Pero… ¿Cómo se manifiestan las quemaduras de primer grado? Estas quemaduras se muestran con enrojecimiento de la piel, inflamación y dolor. En el caso de que la quemadura sea de segundo grado, ya aparecen las típicas ampollas. La manipulación de la ampolla no se recomienda por el riesgo de infección. En todo caso, aplica Cristalmina de forma generosa por toda la zona. La presentación en forma de gel (Cristalmina Film) es la que mejor te va a ir para este tipo de quemaduras.

Si tienes dudas sobre cómo curar una herida que parece de cierta profundidad o que afecta a zonas más delicadas como los genitales, los ojos u otras zonas de la cara, o zonas con pliegues, es recomendable que acudas a valoración por un profesional sanitario, que realizará la cura y sabrá orientarte y recomendarte algún tratamiento más específico si está indicado.

¿Qué no debo hacer ante una quemadura?

  • Aplicar hielo como sustancia para enfriar la quemadura. ¡El hielo también “quema”!, de forma que su aplicación es contraproducente.
  • Exponerse al sol: ¡parece una tontería, pero es necesario decirlo! En caso de estar en zonas que es difícil proteger de la exposición solar, pueden utilizarse apósitos y posteriormente cremas de protección solar.
  • Utilizar remedios caseros como ungüentos, pasta de dientes o vinagre. Aunque algunos de ellos pueden dar un alivio transitorio, la realidad es que su aplicación es contraproducente e incrementan el riesgo de infección de la herida.

 

COMPARTE
SEGUIR LEYENDO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>