mitos-curación-de-las-heridas

6 mitos entorno a la curación de las heridas

Es recomendable saber curar una herida, ya que es muy probable que a lo largo de nuestra vida tengamos que utilizar este aprendizaje varias veces, ¡especialmente si tenemos niños a cargo!

Como con tantos otros temas de salud, existen mitos entorno a la curación de heridas que cabe desterrar. ¡Vamos a por ellos!

  1. El alcohol y el agua oxigenada pican y por ello son los mejores antisépticos.

Falso. De hecho el picor y la molestia que causan en la piel son una de sus principales desventajas respecto a otros antisépticos como la clorhexidina. La clorhexidina tiene propiedades que ofrecen ventajas al compararla con el alcohol y el agua oxigenada que están en desuso en los centros de salud.

  1. El sol es bueno para la cicatrización de las heridas.

Falso. El sol puede originar inflamación en la piel y generar pigmentación de la cicatriz que a veces es de por vida. La herida debe estar protegida del sol con apósitos mientras está cicatrizando, y posteriormente debe aplicarse protección solar en la piel.

  1. Las heridas se curan mejor al aire.

Falso. Este es uno de los mitos más extendidos. Un apósito de cura húmeda y que se adapte anatómicamente favorece la cicatrización y evita la posibilidad de nuevas agresiones externas.

  1. La formación de costra es necesaria y beneficiosa.

Falso. La costra es el resultado de la acumulación de sangre y de tejido muerto. Lavar y curar a menudo la herida impide la formación de costra.

  1. Cuando hay una herida es bueno sumergirse en agua de mar.

Falso. El agua de mar no tiene por qué mejorar la cicatrización y puede ser una fuente de infección, ya que en el mar conviven microorganismos como bacterias y protozoos que pueden colonizar la herida.

  1. Los remedios caseros son eficaces para la curación de las heridas.

Falso. Productos como la pasta dentífrica, la miel u otros alimentos no deben aplicarse en las heridas. No solamente no hay evidencia científica de que tengan propiedades antisépticas o cicatrizantes sino que pueden ser fuente de infecciones y complicaciones.

 

Y tú, ¿conoces algún otro mito entorno a la curación de las heridas?

COMPARTE
SEGUIR LEYENDO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>